Arañas Vasculares

Algunos pacientes presentan pequeñas dilataciones venosas visibles, poco estéticas, pero que en realidad no son varices. Se trata de las llamadas arañas vasculares. Estos vasos sanguíneos son de un tamaño demasiado pequeña para provocar dolor u otras molestias, ni tampoco causan enfermedades; sin embargo, las personas que los presentan sufren la penosa situación de observarse cada día ese efecto tan antiestético a sus piernas.

La escleroterapia es un método seguro y bastante eficaz en el tratamiento cosmético de este problema. Se realiza en la consulta de forma completamente ambulatoria, en un plazo de 20-30 minutos, y es virtualmente indolora. De manera inmediata a su finalización, la persona tratada vuelve a su vida habitual sin restricciones.

La escleroterapia es un tratamiento que consiste en la inyección de un fármaco especialmente diseñado para causar una lesión controlada del interior de la vena que queremos eliminar. La inflamación que produce esta sustancia, unido al uso de una media compresiva durante los días siguientes, consigue que la vena se repare de manera definitiva como si hubiéramos utilizado pegamento. Dado que las minúsculas arañas vasculares que tratamos de este modo no realizan ninguna función importante, este procedimiento consigue su objetivo cosmético de una forma segura para el paciente.

A veces las varices suponen un problema no sólo estético, sino que también está asociado con síntomas clínicos. La escleroterapia es el tratamiento para muchas de estas varices y consiste en inyectar en la vena un producto esclerosante que cierra la vena tratada.

Tratamiento percutáneo de varices trunculares mediante ablación mecánica-química : En la actualidad, disponemos de muchos procedimientos mínimamente invasivos para tratar las varices dependiendo de las venas principales (vena safena interna y externa). La técnica de ablación mecánica-química consiste en la utilización de un catéter que se introduce (en la vena utilizando anestesia local y produce una esclerosis (cierre) de la vena mediante un agente esclerosante y produciendo un daño en la pared del vaso . se utilizará la cirugía convencional en los casos que se benefician de la cirugía convencional consiste en la extracción de las venas enfermas, cerrando los puntos donde se origina el problema.