Dedos de garra

Una de las deformidades más comunes de los pies, es la deformación en Garra de los dedos. Las causas de esta deformidad pueden ser desde puramente genéticas, a veces causadas por un calzado inadecuado o por alteraciones biomecánicas en el balance de las fuerzas flexores y extensores de los tendones y músculos de los pies.

Las consecuencias de esta deformidad no sólo son estéticas, sino que también son la aparición de callos dolorosos en los nudos de los dedos (callos) en las puntas de los dedos y la deformación por engrosamiento de las uñas. El correcto diagnóstico de la causa de esta deformidad, ayudará a la elección de la técnica quirúrgica más adecuada para su solución.

Como alteraciones biomecánicas podemos incluir, Pie cavo, Hallux Valgus, Abductus (juanete), Pie equino funcional, Alteraciones de la formula metartarsal. Las deformidades adquiridas con origen biomecánico se pueden dividir en dos tipos:

  • Las Estáticas, siendo el uso del zapato inadecuada el factor más importante.
  • Las Dinámicas, que son los desequilibrios musculares, alteraciones biomecánicas.

El signo y síntoma más habitual del dedo en Garra es la aparición de helomas, comúnmente llamado callo y dolor en los mismos, pudiéndose localizar en la zona dorsal del dedo, debido a la fricción y presión contra el zapato o en la yema de dicho debido al intento de querer el dedo agarrarse al suelo, para buscar estabilidad.

Otro síntoma habitual es debido a que el dedo se encoge, apoya menos en el suelo y comienza a producirse dolor en la cabeza del metatarsiano correspondiente, este fenómeno se debe a que al estar dicho elevado no se reparte el peso.

Antes Después