Neuroma de Morton

El Neuroma de Morton es una afección dolorosa que afecta el metatarso, más a menudo el lugar entre el tercer y cuarto dedo del pie. El Neuroma de Morton se puede sentir como si estuvieras parado sobre un guijarro en tu zapato o un pliego del calcetín. Implica un adelgazamiento del tejido alrededor de uno de los nervios conductores de los dedos del pie. Esto puede causar un dolor agudo y con ardor en el metatarso. Los dedos del pie también pueden picar, quemar o dormirse. El calzado de tacones altos ha sido relacionado con el desarrollo del Neuroma de Morton. Muchas personas experimentan un alivio al cambiar a un calzado de tacones bajos con plantillas más anchos. A veces es necesario aplicar inyecciones de corticoesteroides o realizar una cirugía.

En general, esta afección no tiene signos externos, por ejemplo, bultos. Sin embargo, puedes experimentar estos síntomas:

Sensación de tener una piedra en el zapato
Ardor intensa en la bola del pie, que puede extenderse a los dedos del pie
Hormigueo o entumecimiento en los dedos del pie
Conviene no ignorar el dolor de los pies si pasan algunos días y no mejora. Consulta con tu médico si sientes ardor intensa en la bola del pie y este no mejora tras cambiarse los zapatos y modificar las actividades que pueden causarte tensión en el pie.

Entre los factores que aparentemente contribuyen al Neuroma de Morton incluyen:

Tacos altos. Usar zapatos de tacos altos o ajustados o con un calcio deficiente puede ocasionar una presión extra sobre tus dedos y sobre la planta del pie.
Determinados deportes. Participar en actividades atléticas de alto impacto como trotar o correr puede someter tus pies a una lesión repetitiva. Los deportes que se caracterizan por el uso de zapatos ajustados, como el esquí de nieve o la escalada de montañas, pueden ejercer presión sobre los dedos.
Deformidades del pie. Las personas que tienen juanetes, dedo martillo, pie cavo o pie plano, presentan mayor riesgo de desarrollar Neuroma de Morton.