Amputación del 5º dedo del pie

En esta publicación os voy a explicar la historia/ calvario de un paciente, al que llamaremos Paco, al que le salía un callo (heloma periungueal) en el 5º dedo del pie derecho. Paco acudió por desgracia en un principio a esteticistas, etc… que intentaron sin mucho éxito, realizar actuaciones paliativas quitando el callo, al no obtener un resultado satisfactorio Paco fue al medico de cabecera, que le dio una pomada callicida, que no solo no le ayudo, si no que le provoco una quemadura en el dedo, que casi le cuesta la uña y el dedo.

Por fin Paco acudió a un podólogo, que le coloco primeramente una silicona y al ver que la lesión persistía le ofreció cirugía “LÁSER” o MIS ( Minimal Insicion Surgery) para recudir el cóndilo lateral de la falange y eliminar el problema, hasta ahí todo mas o menos correcto, con tan mala suerte que al eliminar en exceso la falange distal también anulo el flexor del 5º dedo por lo que este comenzó su medializacion, acabando deformado en garra y bajo el 4º dedo.

Paco acudió un dia a nuestra consulta cansado de tanto dolor y de su dedo, y textualmente me dijo: “Si pudiese me lo cortaba…” a lo que yo le respondí: “¿cuanto aprecias tu dedo? por que igual tu no puedes cortarlo, pero yo si”. La verdad es que con la edad de Paco, poca sandalia va a llevar, y de llevarla, creo que le va a importar mas el no tener dolor que el que se le vea un dedo menos.

Así que tras unos 15 segundos de pensarlo, me dijo: “Córtalo, que no quiero padecer mas”.

El resto como podéis ver en las fotos es historia. Nunca nadie estuvo tan contento ni agradecido por perder un dedo, y nunca yo creí que algo tan, en principio traumático, como una amputación, (ya que los cirujanos tenemos una obsesión grabada en la mente, que es SI o SI intentar reconstruir lo destruido) pudiera ser la solución mas sencilla a un problema de tan larga duración.

La verdad es que esta no es la dinámica de nuestro día a día, pero los pacientes nos enseñan a expandir nuestra mente y a ver en el horizonte otro tipo de alternativas, así que en ocasiones cuando veo que es peor el remedio que la enfermedad, les ofrezco la posibilidad a algunos pacientes de responder a la pregunta de: “¿Cuando aprecias tu dedo?”

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Otras publicaciones

¿Qué es el pie de Charcot?

El pie de Charcot es el repentino debilitamiento de los huesos del pie, que puede presentarse en personas con una importante lesión nerviosa (neuropatía)…