Pie diabético - Ulcera DBT en 5º MMT​

Hoy os presento un caso de pie diabético. Los diabéticos, según su grado de afectación diabética y el tiempo o cronicidad de la enfermedad, pueden presentar una serie de complicaciones añadidas, sobretodo en sus zonas acrales/distales (zonas mas alejadas del corazón) como son las manos y los pies.

En los pies, o miembros inferiores principalmente vamos a tener que luchar contra dos patologías que se suman a la DBT que son las que normalmente suelen convertirlo en pie de riesgo, son:

    1.  La NEUROPATIA PERIFERICA: que es la afectación de la cobertura de los nervios, en este caso periféricos, de la vaina de Mielina, provocando la disminución o abolición de conducción nerviosa, que se traduce en un descenso de la sensibilidad táctil/dolorosa hasta puntos en los que el paciente no es capaz de notar ningún tipo de estimulo doloroso en los pies, bien sean simples roces en los dedos que le pueden generar el calzado, o presiones plantares o laterales hasta incluso como hemos tenido casos donde hemos encontrado objetos clavados (como una chincheta) o quemaduras serias por colocar el pie directamente encima del braserito eléctrico de la mesa camilla. Estas Neuropatías, no solo afectan a nervios sensitivos, sino que también a los nervios que ayudan a mantener el tono muscular y el tono del sistema artero-venoso. Provocando a largo plazo Vasculopatías.
    2. VASCULOPATIAS PERIFERICAS: es el déficit de aporte sanguíneo muchas veces por éxtasis venoso, ya que el sistema vascular no funciona bien, ni al llegar sangre por las arterias, ni al retornar la sangre de las piernas (contra gravedad) hacia arriba, mediante las válvulas venosas, que por la diabetes no acaba de funcionar bien.

Si a esta vasculopatía le sumamos el mal estado de la piel, por perdida de elasticidad i deshidratada, mas la inactividad del paciente que normalmente por edad o por dolor deja de caminar o tienen una deambulación muy limitada, suelen desencadenar lesiones ulceradas de mala o larga evolución.

La suma de NEUROPATIA y VASCULOPATIA, es sin duda la combinación perfecta para que se masque la tragedia, ya que si el paciente no es capaz de sentir dolor y detectar que se le esta provocando una ulcera y esa ulcera no va a curar bien por falta de aporte sanguíneo, esto suele desencadenar ulceraciones de larga evolución, con un montón de curas y visitas al centro de salud o Podólogo que en ocasiones acaban en cirugía de amputaciones por riego de Necrosis séptica o Osteomielitis.

De ahí la importancia de saber detectar ante que tipo de lesión estamos, si es de origen neurológico, vascular o la combinación de los dos.

Aquí os presentamos un caso de un paciente con una ulceración de largo tiempo de evolución, el paciente había estado mas de un año hiendo a curas en su centro de salud dos veces por semana, después acudió a la clínica de un compañero Podólogo que le realizo soportes plantares y siliconas para proteger la prominencia de la cabeza del 5º MMT con lo que el paciente mejor mucho, esto sumado a la llegada de la época estival y a la utilización de calzado abierto, ayudaron a la practica solución del problema. Pero ahora con la utilización nuevamente de calzado cerrado, el paciente ha vuelto a ulcerarse. Este compañero me derivo el paciente para ver si se le podía ofrecer algún tipo de tratamiento mas invasivo. Tras realizar RX y detectar que el problema era la hipertrofia de la cabeza del 5º MMT por desviación del mismo y juanete de sastre, se le realizo al paciente una prueba doppler, donde se comprobó que tanto la arteria tibial posterior como la peronea profunda daban un buen aporte sanguíneo al pie, y que al desbridar la lesión esta sangraba con facilidad. Lo que si que vimos al desbridar es que el paciente no se quejaba nada de dolor, debido como no a que presentaba una avanzada NEUROPATIA PERIFERICA.

Por lo que sabíamos ya con certeza que el problema era 100% de el estrés que estaba sufriendo la zona afecta sumado a la neuropatía, que no alarmaba al paciente de su dolor. Así que realizamos una cirugía de eliminación de la cabeza del 5º mmt para eliminar el pico óseo que entraba en conflicto con el calzado y en poco menos de 20 días la herida estaba cerrada por completo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

¿Qué es el pie de Charcot?

El pie de Charcot es el repentino debilitamiento de los huesos del pie, que puede presentarse en personas con una importante lesión nerviosa (neuropatía)…