Pie Diabético

La diabetes Mellitus es una enfermedad sistémica que coincide con un aumento anormal de los nivel Ts de glucosa en sangre. La prevención por parte del podólogo con una exploración clínica a través de pruebas de sensibilidad, doppler o ecógrafo. Puede comprobar el estado de la piel y de la circulación para evitar la formación de úlceras. Además, podrá tratar las uñas gruesas para evitar el ensañamiento.

La posibilidad de que una persona con diabetes desarrolle una herida o úlcera de pie diabético es de entre el 15% y el 25%, siendo la primera causa de hospitalización de personas con diabetes. La amputación de la extremidad (mayor o menor) es su principal complicación, no en vano el 85% del total de amputaciones que se realizan están directamente relacionadas con las heridas de pie diabético. Sin embargo, es posible una curación completa en aproximadamente el 90% de todas las úlceras mediante una atención adecuada, basada en un enfoque multidisciplinario. Y para ello es imprescindible prestar una especial atención a factores de riesgo que pueden intervenir en el desarrollo de una herida o úlcera de pie diabético.

Los principales factores de riesgo determinantes en el pronóstico y la evolución de lesiones en un pie diabético es la falta de sensibilidad, conocido como Neuropatía y la insuficiente circulación sanguínea. También se debe prestar especial atención ante la infección de la herida, ya que puede pasar desapercibida y agravarse en caso de presentarse los factores de riesgo antes comentado