Tratamiento de verrugas en los pies

Son infecciones víricas de la piel provocadas por el Virus del Papiloma humano, que solemos adquirir con la deambulación sin zapatos por lugares de tránsito de gente como, piscinas, gimnasios, hoteles. Son lesiones incluidas en la piel que crece hacia dentro y que hay que diagnosticar y tratar de forma correcta para evitar los contagios o que se conviertan en un papiloma en mosaico. Entre los tratamientos que solemos utilizar está: las quemaduras químicas mediante ácido nítrico, quemaduras físicas con crioterapia o láser, destrucción con fármacos (Bleomicina, Verrutop, o fórmulas magistrales) a veces acompañamiento con homeopatía para ayudar al trabajo de nuestro sistema inmunitario. También en algunas ocasiones la verruga necesita un tratamiento más directo como es su extirpación quirúrgica.

Los signos y síntomas habituales de la verruga plantar son una lesión en la piel pequeña, granulosa y rugosa en la planta del pie, generalmente en la base de los dedos del pie, la parte delantera del pie o el talón. Piel dura y engrosada (call) sobre un área de la piel bien definida, donde la verruga crece hacia adentro. Puntitos negros, comúnmente llamados «semillas de verruga», pero que, en realidad, son pequeños vasos sanguíneos coagulados. Una lesión que interrumpe las líneas y los surcos normales de la piel del pie. Dolor y sensibilidad cuando caminas o estás de pie.

La Transmisión del virus al sistema inmunitario de cada persona responde de una manera diferente ante el VPH. No todas las personas que entran en contacto con el virus contraen verrugas. Incluso las personas de una misma familia reaccionan de manera diferente ante el virus. Las cepas de VPH que causan verrugas plantares no son muy contagiosas. Por tanto, el virus no se transmite fácilmente por contacto directo de una persona a otra. Aunque prolifera en ambientes húmedos y cálidos. En consecuencia, puedes contraer el virus caminando descalzo alrededor de una piscina o en los vestuarios. Si el virus se disemina a partir del primer lugar de infección, pueden aparecer más verrugas.

Callos en los pies