Uña Encarnada

Las uñas encarnadas de los pies son un trastorno frecuente por el que el extremo superior o el lado de una uña del pie ingresa en la carne que le rodea. Si es debido a un mal corte de uñas puntual o algún tipo de situación excepcional, es interesante intentar hacer una reeducación ungueal. Si el problema se cronifica o la uña encarnada está en grado III o superior, la única y la mejor solución es la quirúrgica.

La cirugía ungueal lo que busca siempre será la eliminación parcial o total de la lámina ungueal dependiendo de la gravedad de la lesión o el remodelación de las partes blandas para que no entren en conflicto con la uña. Es una cirugía cómoda, donde el paciente puede hacer vida cotidiana prácticamente desde el primer día y que solventa el problema definitivamente. Más de 500 cirugías ungueales avalan nuestros resultados.

Cirugía de uña encarnada en Xativa, Ontinyent, Canals, Alberic y Chella

Entre sus síntomas más comunes se encuentran; Aparece dolor en el dedo del pie (generalmente el primero) en tocar el borde de la uña, frotarse con el calzado o al caminar, y se aprecia enrojecimiento e inflamación, ya que la carne de alvoltant de la uña que se clava queda engrosada. Si no se trata a tiempo, puede evolucionar produciendo una sobreinfección de la zona del dedo del pie.

La uña encarnada del pie puede encarnarse por múltiples causas, siendo los zapatos que no ajustan bien o las uñas del pie que no se arreglan adecuadamente los motivos más frecuentes. El uso de un calzado inadecuado (demasiado estrecho, terminado en punta o corto) hace que el pie quede comprimido, lo que conlleva a que la uña se clave. También un calzado demasiado ancho produce esta lesión, ya que el pie va “bailando” dentro del zapato, produciendo microtraumatismos de repetición en la uña. El otro motivo principal es el corte de las uñas de los pies de manera inadecuada, ya que al cortar los bordes de la uña en forma redondeada y demasiado cortas hace que al crecer lo hagan en torno a la piel y se clavan. Por eso lo aconsejable es cortarlas rectas, dejando visible las esquinas.
Además de estos existen otras causas como son malformaciones de las uñas (crecen hacia abajo, son mayores que el dedo), aplastamiento del dedo, traumatismo …

Cirugía de uña encarnada